Los refrigeradores son una excelente manera de mostrar tus productos fríos a tus clientes. Desde helados y bebidas hasta comida para calentar. Un refri puede contener prácticamente cualquier producto pequeño que necesite refrigerarse antes de ser vendido.

Los refrigeradores no solo mantienen los artículos a una temperatura óptima de enfriamiento, sino que también actúan como una exhibición llamativa que seguramente atraerá a sus clientes a hacer una compra de última hora cuando tengan hambre o sed.

Otras de sus ventajas son:

Muestran los productos a la altura de los ojos. Los refrigeradores se pueden colocar directamente a la altura de los ojos en la parte superior de su caja o incluso en un estante de nivel medio para una visualización óptima. De esta manera, cada producto en el refrigerador de mostrador está al nivel de los ojos, por lo que cada producto individual recibe la atención directa del cliente.

Cuando los clientes hacen cola para pagar, tienen unos segundos de tiempo para explorar a sus alrededores. Colocar un enfriador de bebidas en la parte superior del mostrador, directamente a su alcance y en su línea de visión, esto promueve las compras espontáneas.

Como son mucho más pequeños que las alternativas comerciales, se requieren menos energía para mantenerlas. Como la mayoría de los refrigeradores de mostrador tienen una puerta de vidrio, los clientes pueden ver sus opciones disponibles sin tener que abrir la puerta. Cuando han tomado una decisión, toman el producto, minimizando el aire frío perdido cuando abren la puerta y conservando la energía necesaria para enfriar las bebidas.

Si requieres saber más sobre enfriadores y refrigeradores, no dudes en llamar a TRAMMACO.


[[cms:companyname]] - Refrigeradores